lunes, 25 de noviembre de 2013

Letizia Ortiz derrocha (más) elegancia en Estados Unidos

Cómo os conté hace unos post, los Príncipes de Asturias viajaban a Estados Unidos en una visita oficial a la delegación española del país norteamericano, y allí la princesa Letizia nos deslumbraba a todos con sus impecables estilismos.

En su tercera jornada en Los Ángeles para una serie de actos en la ciudad norteamericana, entre los que se situó la visita al Los Angeles Times y la empresa Grifols, Doña Letizia eligió un vestido de pret-a-porter de la marca Hugo Boss con estampación étnica en negro y distintos tonos de gris que se ciñó a la cintura con un finísimo cinturón negro. El look se completaba con una americana de un botóncartera de piel de Uterqüe y salones en negro.


De forma anecdótica señalar que este vestido de Hugo Boss (con un precio de 600€) es la segunda vez que se lo vemos a la princesa, y una vez más ha estado envuelto en la polémica por haber coincidido con él con una de las asistentes a la visita. La primera vez, combinado de una forma similar, Doña Letizia lo lució el mes pasado para asistir a la primera jornada de los premios Príncipe de Asturias en el Hotel Reconquista, donde coincidió con una de las patronas de la fundación. Esta vez, uno de los altos cargos de la dirección llevaba el mismo vestido de la firma alemana como puede verse en la foto que los príncipes se hicieron con el equipo directivo de la empresa. Inconvenientes de vestir de pret-a-porter.


Para la cena de inauguración del Foro España-Estados Unidos celebrado en Los Ángeles, la princesa eligió un vestido que recordamos por su famoso posado en su cuarenta cumpleaños. Es un vestido en guipur negro con cuello barco de Felipe Varela para el que utilizó una vez más los mismos accesorios.


Comenzando la última jornada del viaje oficial en Miami, pudimos ver a Doña Letizia con otro vestido que ha sacado de su fondo de armario. Se trata de un diseño que Felipe Varela realizó hace un par de temporadas, y que en esta ocasión, eligió para la Feria del Libro de Miami. El vestido tiene un tono fucsia muy bonito, y un frunce en escote que favorece el pecho de la princesa. El cinturón que eligió para el diseño es mucho más sencillo que el que lució en las ocasiones anteriores, cambiando la flor inicial del cinturón. La cartera negra es la misma que en el estilismo anterior de Uterqüe y unos salones en charol en el mismo color de Magrit.


Esta falda de lentejuelas metalizadas en distintos tonos, combinada con una camisa blanca, ambos una vez más de Felipe Varela, un cinturón ancho en negro y salones nude, fue el estilismo elegido para una exposición en Los Ángeles, y tampoco es nueva sino que también hemos podido verla en anteriores ocasiones. Esta combinación no me entusiasma demasiado, pero también hay que reconocer que es una falda bastante complicada a la hora de combinarla, y ahora mismo ni siquiera se me ocurre con qué me la pondría yo. De lo que sí estoy segura es que el cinturón no la favorece en absoluto.





Pero todavía no habíamos visto nada, y es que quedaban por llegar los dos últimos vestidos, los más llamativos de los que ha lucido en toda la visita y con los que nos ha impresionado a todos.

La mañana de su último día de su viaje, cerrando así la visita a Estados Unidos, la princesa eligió un vestido de Varela que fue todo un acierto. Es un traje hecho en seda strech en color blanco con aplicaciones de guipur, con un cinturón bordado en plata mate. Letizia lo combinó con un clutch sobre con el detalle de los remates en plata a juego con el cinturón. Este vestido en particular me encanta, ya pudimos verlo hace unos meses en la visita de los reyes de Holanda a Madrid, combinado exactamente de la misma forma, y me sigue gustando tanto como en la anterior ocasión.


Ese mismo día, por la noche, los príncipes acudieron a una cena donde Doña Letizia vistió el que, en mi opinión fue, el mejor vestido de todo su viaje. Se trata de un vestido de Felipe Varela (para variar) en seda negra, con la espalda realizada en tul bordado con azabache con motivos florales. Eligió unos complementos sencillos, luciendo un clutch, también de Varela, con una gran rosa en pedrería. Como joyas escogió los pendientes de brillantes que le regalaron los Reyes por su boda y un brazalete de barras de Cartier. En sus pies, una vez más los salones negros acharolados de Magrit.

También debemos resaltar el peinado que lució la princesa y que combinaba con el look elegante-pero-sencillo que eligió para la cena en Miami, unos moños a un lateral de la cabeza que resaltaban sus rasgos faciales.


Fotos: Semana, Hola, Diez Minutos

2 comentarios:

  1. me encanta el look de la falda metalizada con la blusa blanca, le queda genial!

    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La falda sobre todo, es amor
      ¡Muchas gracias por pasarte!
      Un beso

      Eliminar