martes, 26 de noviembre de 2013

Red Carpet: las celebrities mejor y peor vestidas ● #AMA 2013

El Teatro Nokia de Los Ángeles acogía el domingo una de las alfombras rojas más esperadas del año, los American Music Awards 2013. Como no podía ser menos, en esta 41º edición, las celebrities más relevantes no dejaron pasar la oportunidad de ser vistas en sus vestidos de infarto, y es que a más de una nos ha dado un ataque al corazón tras ver algunos de los estilismos que desfilaron anoche en Los Ángeles.

La alfombra roja de los American Music Awards 2013 brilló por la ausencia de glamour, pese a contar con firmas como Óscar de la Renta, Marchesa, Versace, Lanvin o Christian Dior.. Loubotin, o Jimmy Choo tampoco pasaron desapercibidos ya que fueron algunas de las firmas más utilizadas de la noche. Pocas celebrities se salvaron, a continuación tenéis las mejor y peor vestidas de la noche como prueba.

Las mejor vestidas de la noche

Naya Rivera con un vestido de Michael Kors con cola y abertura en pecho que se une en un cuello alto. La actriz, conocida por su papel en la serie cómica musical «Glee», complementa su look con joyas en dorado, un brazalete en cada brazo por encima de las mangas largas del vestido.



Alicia Silverstone vistió un mini vestido en negro y dorado, con un estampado a rayas en diferentes sentidos, de Nicole Miller Pre-Fall 2013. Completó su estilismo con unos zapatos de salón de Stella McCartney y con múltiples pulseras en dorado en ambas manos.



Nicole Richie nos sorprendió muy gratamente, algo a lo que no nos tiene acostumbrados. Richie eligió un impresionante traje de Emilio Pucci, blanco con aberturas laterales en la cintura, que combinó con zapatos Casadei, un clutch en negro y joyas de diversas casas.



Ciara optó por vestir un diseño geométrico de J Mendel donde las transparencias cumplían un papel fundamental. Para combinar el vestido, la cantante únicamente llevó un fino brazalete.



La ex estrella Disney Zendaya, quien está iniciando su carrera en el mundo de la música desvinculandose de la fábrica de estrellas infantiles, vistió un sofisticado diseño de Donna Karan, formado por un blusón irregular blanco y pantalones del mismo color. Su look se completaba con zapatos Louboutin, bolso de Swarovsky y joyas John Hardy.



La modelo Kendall Jenner, hermanastra de las Kardashian, con look formado por top y minifalda blanca de Keepsake, que combinó con zapatos de Manolo Blahnik y collar de Dylanex.



Christina Aguilera, luciendo su nueva y tonificada figura, con un atrevido diseño de María Lucía Hohan en blanco, combinando a la perfección los peep toes brillantes de Louboutin y clutch de Jimmy Choo.



Taylor Swift brilló una vez más con este mini vestido de Julien Macdonald. Un traje muy corto con pequeñas piezas metálicas que emulaban un profundo escote frontal complementado con sandalias Jimmy Choo y joyas de Lorraine Schwartz.






L

Las peor vestidas de la noche

Katy Perry lució un vestido de Óscar de la Renta, un traje con un estampado muy atrevido, con escote palabra de honor y falda de evasé hasta los pies. Sin duda, Katy debió elegir el diseño más desafortunado de Óscar de la Renta, el corte del vestido es un acierto, ya que se adapta al cuerpo de la cantante a la perfección pero es estampado es otro cantar.



La top Heidi Klum, nos sorprendió con un vestido inspiración años 20 de Marchesa, con exceso de flecos, zapatos de Brian Atwood y joyas de Lorreine Schwartz. Y nos sorprendió precisamente porque la modelo siempre ha deslumbrado en cada alfombra roja a la que ha acudido. Una gran decepción.



Emma Roberts, quien está ganando popularidad por su papel en la serie de la FOX «American Horror Story», optó por un traje de Lanvin, compuesto por un straples amplio que solo ajustaba en cintura, que combinó con zapatos de Casadei y bolso de Rodo, ambos en fucsia. Una vez más la sobrinísima destaca por su mal gusto a la hora de elegir estilismo, el traje es demasiado noventero y ya, sumado a un peinado tan desenfadado, es totalmente inapropiado para cualquier tipo de evento.



Kelly Osbourne parece que no termina de acostumbrarse a esto de haber perdido peso. Estábamos acostumbrados a verla con diseños que ocultasen su figura, y parece que la cantante aún no ha perdido la costumbre. Así pudimos verla en la alfombra roja con un diseño recargado y voluminoso de Rami Al Ali, nada favorecedor para Kelly ya que además de empequeñecerla, le devuelve los kilos perdidos.



Aubrey O'Day, integrante del grupo de música Danity Kane que se reunió para actuar en la gala, una vez más volvió a dejarnos anonadados, y más si recordamos la poca tela mal puesta que solía escoger cuando se encontraba subida a los escenarios junto a sus compañeras. Aubret eligió un vestido rojo con un escote que roza la vulgaridad y una falda con un número exagerado de cortes. Con lo guapa que es esta chica..




La actriz Carly Steel también deslumbró en la alfombra roja por su pésimo gusto a la hora de elegir vestido para la gala. En este caso se trata de un diseño, que bien podría ser de Desigual, en negro, con demasiada ornamentación en los laterales y un corte completamente desactualizado.





En ocasiones, correr riesgos es sinónimo de innovación en la alfombra roja, pero en el caso de Phoebe Price es no tener sentido del ridículo. Aún sigo sin saber en qué estaría pensando cuando decidió lucir este vestido en tul.. Y eso sin mencionar su sombrero.

Fotos: Getty Images by Jason Kempin

No hay comentarios:

Publicar un comentario