miércoles, 27 de agosto de 2014

LO MEJOR Y LO PEOR DE LA ALFOMBRA ROJA DE LOS EMMY'S 2014

La gala de los Emmy, los Oscar de la gran pantalla, es la entrega de premios donde se dan cita las grandes estrellas del mundo de la televisión. Estrellas que no tienen nada que envidiar a las de la gran pantalla. Después de unos desastrosos MTV Video Music Awards, la alfombra roja de los Premios Emmy 2014 ha cumplido.


La elección de las mejor vestidas no ha sido tan fácil como pensáis. Las estrellas televisivas han sabido estar al nivel de la gala, pero el exceso de mediocridad dificulta la toma de decisiones. El rojo vuelve a ser el color más vestido y un diseño de Zuhair Murad muy bien elegido se gana el primer puesto. Una mención especial para el Stephane Rolland de Kate Walsh, Hayden Panettiere y cómo llevar un embarazo con elegancia aunque parezca que vayas a explotar, Lena Headey de Rubi Singer más fiera que la propia Cercei Lannister y el increíble conjunto Christian Siriano de Sarah Hyland (que me ha enamorado incluso con esas mechas). En el caso de Julia Roberts, se saltaría el protocolo con su Giambatistta Valli, pero por poco no se encuentra en la quinta posición.

1. Taylor Schilling de Zuhair Murad


La actriz Taylor Schilling, Piper Chapman en Orange is the new black, eligió este brillante Zuhair Murad en tonos beige que combinó con un clutch en el mismo color y joyas de Forevermark. Aunque eligiendo al diseñador libanés es complicado no encontrarse entre las mejor vestidas, y su personaje no me conquiste demasiado, hay que reconocer lo bien que le sienta a la actriz el vestido y lo mucho que merece este puesto.

2. Heidi Klum de Zac Posen


Zac Posen es siempre una apuesta segura sobre la alfombra roja, como demuestra este sofisticado vestido de ensueño de la colección Resort 2015, pero Heidi Klum me ha conquistado. Los Emmy's son los premios idóneos para despedirse de la temporada estival luciendo los primeros rayos del sol sobre la piel, y la modelo ha sabido destacar su sutil bronceado decantándose por el color rojo. La discreción de los accesorios acompañan la sobriedad del diseño, dotándole del punto justo de elegancia con las joyas de Lorraine Schwartz.

3. Lizzy Caplan de Donna Karan Atelier


Lizzy Caplan hizo su entrada vistiendo este impresionante Donna Karan Atelier con tirantes cruzados y escote en espalda. Una cola en color blanco, en contraste con el negro del resto del vestido son el binomio perfecto para este diseño. La actriz de Master of Sex sabe como lucir esta maravilla dando protagonismo al vestido con unos accesorios discretos, en este caso, joyas de Neil Lane, zapatos de Brian Atwood y un clutch de Judith Lieber.

4. Julie Bowler de Peter Som


La actriz que da vida a Claire en Modern Family, Julie Bowen, arriesga con este vestido vaporoso con print floral y escote halter de Peter Som. En conjunto es uno de los estilismos más acertados de la gala, y aunque el print no sea santo de mi devoción, Bowen sabe como defender el vestido.

5. January Jones de Prabal Gurung


La protagonista de Mad Men, January Jones, apostó todo al rojo enfundándose en este voluminoso Prabal Gurung de corte tail-hem. Con un tono de piel tan nórdico no hubiese apostado por un color tan fuerte, pero supongo que fue el corte del vestido lo que enamoró a Jones, quien lo combinó con unas sandalias jaula negras.



El exceso de tul, los colores estridentes, y las ganas de llamar la atención, fueron los errores más cometidos entre las peor vestidas de los Premios Emmy 2014. Quitarle el puesto de reina del mal gusto a Lena Dunham siempre es complicado, pero algunas de estas estrellas televisivas han estado cerca de conseguirlo. Por mucho que duela, debo decir que el Prada naranja de Kerry Washington hubiese estado bien en los noventa (muy probablemente) pero es incomprensible que se haya barajado entre las mejor vestidas. Al igual que Sarah Paulson, quien parece que va envuelta en un envoltorio de caramelo gigante. A Claire Danes le sobra el cinturón, el terciopelo del Nicolas Jebran de Allison Janney es caso aparte. Así podría seguir, pero no os robaré el placer de pasar a lo más fuerte.

1. Lena Dunham de Giambattista Valli


Lenna Dunham, actriz y creadora de Girls, se ha convencido de que todo vale. Por ejemplo, este vestido de Giambatista Valli que ya nos dejó boquiabiertas en su día en su inexplicable afán de mezclar de una forma irónica la ostentosidad de la Alta Costura con la comodidad de un pijama. El vestido de por sí es indescriptible, con esa camisa rosa (no sé que tipo de persona considera eso un pijama) y la falda de tul degradé, pero es que encima de ser espantoso no se ajusta a su cuerpo en absoluto. 

2. Kaley Cuoco-Sweeting de Monique Lhuillier


Empecemos con que no me gusta nada su nuevo look, sigamos con el vestido. La actriz de la ingeniosa sitcom friki The Big Bang Theory, Kaley Cuoco, siempre ha tenido un gusto peculiar a la hora de vestir (punto en común con Penny) por lo que apenas me sorprendió con este vestido de tul a capas de la colección Resort 2015 de Monique Lhuillier. La combinación de colores ya me parece demasiado arriesgada, pero es que es además es visible que tanto tul nunca puede ser bueno.

3. Mayim Bialik


Todos pensábamos que los estilismos imposibles con los que Mayim Bialik se humilló durante nuestra infancia interpretando a Blossom acabarían cuando La 2 dejase de reponer la serie una y otra vez. Estábamos equivocados. Bialik hizo una clara demostración de lo bien que se mete en el papel que interpreta con un vestido azul klein de encaje digno de la abuela de Amy Farrah Fowler. El peinado de señorona acompañando el vestido ya me mata.

4. Louise Roe de Monique Lhullier


Parece mentira que sea estilista y capaz de ponerse este vestido. Con un vestido too much de Monique Lhullier, Louise Roe acapara todas las miradas por un print estridente que se mimetiza con sus rayos, un exceso de volúmenes y una abertura lateral descaradamente innecesaria. A veces Louise menos es más, y deberías saberlo.

5. Zooey Deschanel de Oscar de la Renta


Puedes amarla u odiarla. Todos adorábamos a Zooey Deschanel en 500 días juntos con su inocente encanto, su flequillo recto y unos penetrantes ojos azules, pero interpretar a Jess en New Girl la ha hecho ganarse más de un hater. Lo que odio yo ahora mismo es esa tonalidad de rosa que me ciega. Aunque el Oscar de la Renta que lució Zooey fuese sencillo, la silueta tulipán y el escote palabra de honor favorecen a la actriz. A diferencia del color, que además de dañar nuestras retinas hace desaparecer de un plumazo cualquier posible elegancia que este estilismo pudiese llegar a tener.


6 comentarios:

  1. Mi favorito es LOUISE ROE DE MONIQUE LHULLIER me parece precioso y muuy original!!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que ninguno me parece especial, el que tengo claro es el peor, el de Lena Dunham. Besitos

    ResponderEliminar
  3. Siempre es un despliegue y derroche de estilo (aunque unas de repente le fallan, como Lena Dunham Dios mio! no me gusta nada jaja) pero Lizzy Caplan va guapa y espectacular, cuesta creer que ella es la chica ruda de Mean Girls!

    Pablo
    www.fungiexpress.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, yo me enteré hace poco por Master of sex que Lizzy Caplan era la marimacho de Mean Girls y me quedé muerta. La verdad es que no sé que harán con ella en la misteriosa reunión del décimo aniversario de la película, ya no nos encaja en ese papel.

      Eliminar
  4. Hola: me encanta el vestido rojo que lleva January Jones. Está super elegante. Es una tela fabulosa.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta el vestido de Heidi Klum.

    Besos

    ResponderEliminar