domingo, 26 de enero de 2014

SUNDAY'S THOUGHTS: Las despedidas y finales dolorosos no son exclusivos del amor


Un adiós, un hasta luego y un volveremos a vernos. Se parecen mucho, ¿verdad? Muchos dirían que estas tres expresiones tienen un mismo significado, y tantos otros las usan indiferentemente en una despedida, pero de la boca de una amante de las letras jamás podrán salir palabras que no expresen correctamente lo que sentimos.

Un adiós es lo más determinante en una despedida, ser consciente de que esa persona jamás volverá a verte cómo te ha visto hasta entonces - o que sin más no volverá a verte - puede causar un dolor intenso e incluso devastador, pero no olvidemos que estos daños jamás son irreparables. Aquí no vale echarnos la culpa de esta situación, no vale lamentarnos, no vale compadecernos, encerrarnos en casa bajo nuestra propia voluntad o activar el modo No Estoy de Humor

Un hasta luego puede ser mucho más llevadero, o al menos cuando sabes que es sincero. Odio a ese típo inhumano de personas que se escudan en estas palabras, tanto odio a los que las utilizan para limpiarse las manos en una despedida como a aquellos que se aferran a ellas al negarse a creer que el final ha llegado. Un hasta luego es como una historia con final abierto; un hasta luego es decir las cosas no marchan bien, pero el tiempo dirá. Un hasta luego pueden ser las palabras más reconfortantes del mundo, pero como bien he dicho, si no es sincero puede ser incluso más doloroso que un adiós definitivo.. A nadie le gusta que le engañen.

Un volveremos a vernos en cambio es lo mejor que pueden decirte en una despedida, suena hasta romántico. Una garantía de que el río volverá a su cauce algún día; una despedida de película donde el destino en uno de sus crueles caprichos separa a dos almas gemelas, pero el vínculo que las une es tan fuerte que su relación no cae en el olvido. Un contrato verbal es igual de válido que uno escrito, y estas son unas palabras a las que sí podemos agarrarnos. 

Una despedida nunca es plato de buen gusto para nadie, o al menos soy de las que opinan que no debería serlo, pero hay veces que saber dejar ir las cosas a tiempo es una decisión de sabios, o incluso en ocasiones donde la situación es insostenible puede sonar reconfortante. Las despedidas siempre son dolorosas, pero ese dolor puede mitigarse con un adiós dicho a tiempo o un reconfortante y sincero hasta luego evitando dejar la historia en punto muerto. 


Los finales y las despedidas no son un dilemas exclusivos de adolescentes, ni un aspecto único de relaciones sentimentales. No hablo de amor, hablo de amistad. Siempre he creído fielmente en aquella frase de Sexo en Nueva York donde Carrie hablaba de su familia, no de la familia que te toca, sino de esa que creas tú. Siempre he creído ciegamente en esa familia que yo misma había creado, pero la vida me ha arrancado la venda de muy malas maneras; nunca nadie es quién esperas que sea, nunca conocerás a nadie realmente. Aunque en mi cabeza esos amigos fuesen mi propia familia, quizás en la suya la película fuese de otro género.

¿Qué hay más doloroso que una amistad llegue a su fin? Que ni siquiera tenga un final. Cuando de repente te das cuenta de que lo único que te queda de personas a las que realmente has querido son las cenizas de recuerdos quemados de tanto rememorar, te das cuenta de que no importa que hayan sido años, horas o minutos a su lado. Te das cuenta de que lo único que importa es que se han ido, y en este caso, un buen uso del léxico no mitiga el vacío que han dejado.

Es en ese momento cuando nos volvemos desconfiados e independientes. En en ese momento cuando te das cuenta de que tu amistad debería valer mucho más que haber dejado atrás el instituto, tener novios y novias, o lo mucho que haya que estudiar. En ese momento te cuestionas que haya sido una amistad que únicamente haya vivido entre pensamientos y sueños, que únicamente haya sido fruto de tu imaginación. En ese momento eres consciente de que un final es mejor que nada, y de que los corazones pueden romperse por más de un motivo.

Pero lo realmente triste no son los finales, ni las despedidas. No es decir un adiós, un hasta luego o un volveremos a vernos fuera de lugar. Lo que me entristece realmente es pensar que para todos esto sea lo normal, crecer y seguir tu camino dejando atrás a todos los que forman parte del pasado. Y es que sin pasado, no hay presente ni futuro. Mi corazón roto está convencido de que si alguien necesita romper con todo lo que un día le hizo sonreír para seguir adelante, puede que le funcione a corto plazo, pero a la larga cuando recuerde tiempos mejores se arrepentirá de haber actuado con total desconsideración. Un corazón roto puede arreglarse, pero las máquinas del tiempo aún no están a nuestro alcance.

17 comentarios:

  1. que bonito!

    un besito!
    Hoy nuevo post en el blog, ¿Te lo vas a perder?

    http://nabiasecret.blogspot.com.es/2014/01/cozy.html

    ResponderEliminar
  2. Que bonito e inspirador!
    un besito
    Marina Tur
    http://theseasidefashionblog.blogspot.com.es/2014/01/nude-shirt-and-cucullia-giveaway.html

    ResponderEliminar
  3. Que post tan bonito,me ha encantado!!
    Besitos guapa!
    www.vogueandbreakfast.com

    ResponderEliminar
  4. Beautiful post. Made my day. xox (ps- let me know if you would like to follow each other on GFC and Facebook? xx
    https://www.facebook.com/sanspareilclothing
    haemeandrobecca.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Of course I want to follow each other, I'm your new follower dear :)

      Eliminar
  5. Bonito post! En mi caso tengo mucha suerte, mantengo las amistades del colegio y nos vemos todos los años!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues sí! Qué afortunada eres, cómo te envidio. Espero que las mantengas mucho más tiempo porque la amistad es un verdadero tesoro.

      Eliminar
  6. Me has revuelto todo... Tienes tanta razón, además me siento tan identificada...
    Me ha encantado preciosa.
    Ánimo.

    Ms Prada Blog
    Ms Prada Instagram

    ResponderEliminar
  7. Great post, thanks for the visit.
    Effortlesslady.blogspot.ca

    ResponderEliminar
  8. un post estupendo, me ha dado mucho que pensar, tienes un gran corazón y creo que nada ni nadie tiene derecho a rompertelo!

    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias por tus palabras! Ojalá mi corazón fuese verdaderamente tan grande

      Eliminar
  9. hi there
    thanx for dropping by my blog
    sure i would like to follow
    I followed u on Facebook and gfc already
    hopw u follow back
    xoxo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks for the follow, I follow you back!
      Keep in touch dear :)

      Eliminar