domingo, 16 de febrero de 2014

Cuando Harry encontró a Sally, pero se enamoró de otra


Sally no comprendía como había llegado hasta allí, ni sabía cómo parar sus pies ante el ritmo frenético que marcaba aquella serie de ruidos mecánicos que camuflaban por completo la voz del cantante. La música atronadora hacía vibrar a todo aquel que giraba y saltaba en la pista siguiendo su son, el espectáculo de luces aturdía a todo aquel que se sintiese tan desubicado como ella. Planteándose si había bebido demasiado, se alejo de sus amigas buscando en una copa la respuesta a sus preguntas.. A demasiadas preguntas. Mientras avanzaba por un local completamente abarrotado, Sally aún se arrepentía por haberse dejado engañar; ella debería estar en su casa a aquellas horas, no en una antigua fábrica convertida en Reina de la Noche mientras quienes habían sido sus mejores amigas desde la niñez enloquecían ante la idea de haberse convertido en ambiciosas groupies.

Acabó el concierto mientras Sally volvía a la pista un poco más borracha que cuando la abandonó, y sus amigas tiraban de ella para entrar a los camerinos a comportarse como bonitos trozos de carne muy cachondos. Esta práctica se había convertido en un habitual en su ausencia, y era algo para lo que ella tenía demasiados escrúpulos. Se conformaba con ver el espectáculo ofrecido por sus amigas, a quiénes aparentaba no conocer en absoluto, ideando la excusa perfecta para desaparecer de aquella locura. Había encontrado la mentira perfecta para ser contada cuando al levantarse alguien la agarró del brazo.. Y allí estaba él.


Eran aproximadamente las ocho de la tarde, cuando Sally volvía a casa después de un estresante día de trabajo en la ciudad. En una eterna primavera que parecía no querer dejar paso al verano, entró a su casa calada hasta los huesos culpando al universo por aquella lluvia fina que había arruinado su peinado. Su teléfono no había parado de sonar en todo el trayecto a casa, aquella noche seria la noche, y no es que Sally dispusiese de demasiado tiempo para arreglar aquel desastre.

Era viernes, allá por mediados de junio, y por aquel entonces Sally aun creía en los cuentos de hadas. La vida nunca la trató especialmente bien, pero ella era una de esas personas mágicamente optimistas, una persona capaz de contagiar su desbordante felicidad con tan solo una tímida sonrisa..

Ni siquiera el hecho de que su última relación hubiese acabado hacía apenas unas semanas conseguía hacer mella en ella, ni siquiera el gusto tan amargo que tuvo que suponer que aquel capullo desapareciese, únicamente llevándose sus cosas, y dejando su copia de la llave sobre el mueble de la entrada. Sally no escuchó ni una explicación que explicase aquella situación de sus labios traidores, ni siquiera la cobardía le ánimo de dejar una nota de despedida junto a las llaves.. Así que ella no derramó por él ni una sola lágrima, únicamente desperdicio alrededor de cinco millones de pensamientos y conjeturas acerca de su posible paradero.


Aquella era su noche, o eso era lo que la decían sus amigas. Tras meses y meses sin salir con nadie que no fuese su examor prófugo, sus olvidadas amigas acudieron a ella cómo consuelo ante su marcha, y desde entonces cada fin de semana obtenían una nueva negativa a la proposición de salir a tomar unas copas una noche de estas. La idea de tener que compartir su fatídico abandono una vez más la aterrorizaba, sus amigas y sus posibles juicios la asustaban más aún.. Pero no podía pasarse la vida encerrada entre las cuatro paredes de su apartamento, solo habían pasado semanas desde que él desapareciese y la soledad ya había empezado a enloquecerla.

Aquella noche de primavera se sentía realmente animada, le habían hablado mucho de ese nuevo club a las afueras, de aquella antigua fábrica convertida en un lugar donde beber cócteles de colores y escuchar música en directo. Sacó del fondo de su armario el vestido que compró hacía apenas un mes para celebrar un aniversario que ya no iba a llegar y se sintió realmente bien vistiéndolo en su primera salida tras la ruptura.. Era reconfortante pensar que él jamás podría verla así, pero sí toda esa fabrica.

Sus amigas fueron benevolentes, parecían no acordarse de su nombre o de su cruel huida. Las cosas habían cambiado muchísimo en esos últimos meses, y ya en la cena parecía no conocerlas del todo a pesar de haber crecido juntas. Aún así, Sally se sentía en casa entre irónicas bromas y cotilleos morbosos.. Hasta que comenzaron a hablar de su nueva afición de ejercer de groupies de fin de semana para músicos independientes que regalaban unos cuántos acordes a cambio de compañía nocturna. Aquello le pareció una completa locura, por un lado se sentía oxidada por no atreverse si quiera a plantearse practicar ese nuevo hobby, pero al mismo tiempo no quería alquilar su cuerpo al primer bohemio que le susurrase a sus oídos una dulce canción de amor. 


Aún cuando entraba por la puerta de aquel exclusivo club se sentía completamente confundida, ¿qué era lo que hacía ella en aquel lugar? Comenzó a beber sin pausa para poder soportar los comentarios calientes de sus amigas acerca de sus historias pasadas, presentes y futuras con los componentes de la banda que tocaba aquella noche, una extraña fusión entre a música urbana y la electrónica que la estaba volviendo loca. No encontraba el momento perfecto para escaparse, así que se dejó llevar por los litros y litros de alcohol que corrían a cargo de perfectos desconocidos.

En una espiral de música y descontrol que no hubiese imaginado esa misma mañana, retomamos la historia en el momento favorito de Sally, ese que todos hemos escuchado de sus labios una y mil veces. Sally conoció a Harry casualmente en aquel camerino, pero fue Harry quien encontró a Sally, no pudiendo resistirse a intentar conquistarla. Sally pensó en Harry como un buen pasatiempo para olvidar todo, y él la aseguró que al día siguiente ya no sería suya. Por primera vez en toda su vida, Sally sintió que la noche escapaba por completo de su control, lo que sumado a la cantidad de alcohol en sangre, la excitó e invitó a perder los papeles en su bohemio apartamento. Al día siguiente, sería inconcebible para ella haber sido la primera en lanzarse a los brazos de aquel músico, pero ese no era un pensamiento factible en aquel momento. Por primera vez en mucho tiempo Sally no pensó en las posibles consecuencias.


Pero no fue así. Ninguno mantuvo su palabra, sus promesas acerca de una única noche de pasión desenfrenada se convirtió en la más dulce rutina durante apenas un mes. Harry no era distinto a los hombres que Sally había conocido antes, ni siquiera era el hombre más guapo al que ella podría aspirar.. Harry, era Harry. El primer día que quedaron tras aquella noche de hotel ya había olvidado por completo su fatídica anterior relación, al segundo día con sólo cerrar los ojos ya podía visualizar la replica exacta de cada centímetro de su cuerpo, catálogo de miradas y sonrisas incluído, y al tercero ya creía haberse  enamorado. 

Muchos años después, Sally siempre hablará con frecuencia de Harry como el mejor affair de su vida, pero ella siempre ha sido una enamoradiza sin remedio, incluso más amante de las situaciones intensas e inexplicables que yo. Mientras que ella se encaprichaba un poco más cada nuevo día, él se cansó de su extrema adorabilidad mucho antes de lo que todos pensaban. Sally era incansable, no la importaba que Harry ya no mostrase ese mismo interés hacia ella; parecía no darse cuenta de que aunque la pasión siguiese intacta, ya no había un exceso de romanticismo, no había miradas cómplices; ni conversaciones interminables acerca de las reflexiones más personales, ni pasionales críticas musicales dónde nunca se ponían de acuerdo.


Simplemente Harry se encontraba demasiado lejos como para amar a Sally, él se encontraba a kilómetros, pensando en otra mujer.. Una mujer que no estaba interesada en Harry como lo estaba Sally, una mujer con oscuras intenciones invisibles su cabeza o corazón.

Sally vivió con una intensidad similar a la de Harry aquella intensa y breve historia, pero se sintió tan decepcionada al comprobar que no sería jamás correspondida que dejó de creer en los cuentos de hadas. A veces, no hace falta una historia interminable para perder la confianza en el amor, a veces únicamente vivir con intensidad algo que jamás será alcanzado es el detonante para perder la sonrisa. Cuando vivimos una historia con una intensidad comparable a la que vivio Sally, por muy breve que esta sea, no conseguir que ese hombre sea tuyo es más doloroso que la más cruel de las rupturas, y es que tanto la ilusión, como marcar unas expectativas altas, son herramientas más potentes que las palabras más sanguinarias.

Ahora, Sally ha recuperado su autocontrol y sensatez, y asegura que en realidad nunca estuvo enamorada de Harry; él nunca consiguió a aquella chica.

_________________________________________

Entre todas las historias que oí por San Valentín, esta fue la que más sentimental me hizo sentir. Por no hablar de lo inesperado que resultó que los labios de mi protagonista soltase tan experiencia. Sally me transportó con todo detalle a su romance más intenso, haciendo que entendiese el porqué de muchas cosas.

Antes de todo aquello debo decir que mi San Valentín lo pasé en la pasarela Cibeles con mis compañeras de clase - para mi siempre será la pasarela Cibeles, nada de Mercedes-Benz Fashion Week Madrid. Eso es tan cutre como la rechazada estación de metro madrileña Vodafone-Sol - que para quien me siga en Twitter no es novedad ya que me pongo muy pesadita, así que desde luego los enamorados no consiguieron aplacar mis ánimos. Esta semana mi crónica sobre la Cibeles llegará, pero mientras tanto en mi Pinterest podéis ver las colecciones completas de las tres primeras jornadas, aquí.

Además de ello, quería contaros varias ideas que rondan mi cabeza, ya que no hay nadie mejor a quién pedir su opinión. Por un lado, semanalmente haré una entrada de cara al fin de semana recogiendo las hot news semanales - relacionadas con mis amadas celebs y mi evidente afición por la moda, obviusly - y cómo estas me han afectado hasta el punto de merecerse ese lugar.

Por otro lado, llevo cerca de un mes introduciendo poco a poco el sexo y su estrecha relación con el romanticismo en mis post. No siempre son experiencias propias - si no pobre de mi - pero muchas de ellas son incluso compartidas por la mayoría. Por lo bien que me lo paso escribiendo estos post, y por todas las opiniones y conocimientos que compartiría acerca de este morboso tópico, he pensado en incluir una sección de sexo a partir del mes de marzo. Espero recibir opiniones acerca de ello, y sugerencias, sobre todo muchas sugerencias.

Sin más que añadir, os aconsejo que os recuperéis de la resaca de romanticismo que arrastramos desde el pasado viernes, y os comáis el lunes mucho más despejados. 

Muy buena semana, xoxo.

19 comentarios:

  1. Great post!!!!
    I'm already following you..... I hope you will do the same!!!!!!!
    Kisses doll!!!!
    Happy new week!!!

    ResponderEliminar
  2. Me guardó el enlace para luego leerme que seguro estará genial. Un beso,
    www.regandomicactus.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. qué joven está en esas fotos Meg Ryan. una historia tan real como la vida misma...
    =)
    http://tupersonalshopperviajero.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Nice post. Thanks for the visit.
    Effortlesslady.blogspot.ca

    ResponderEliminar
  5. Me encanta esta peli grascias Mariluz por pasar por mi blog besos please haste miembro :) yo ya me hice miebro http://nabilina.blogspot.com/#

    ResponderEliminar
  6. Beautiful this film, whenever it is proposed in television I watch it always.
    WWW.ZAGUFASHION.COM
    ZAGU FACEBOOK PAGE
    bloglovin follower

    ResponderEliminar
  7. que buen post me han dado ganas de volver a verlaaa

    www.lessismoreblog.com

    ResponderEliminar
  8. Have a fab start of the week darling!!!!!!!!!!!!
    Kisses <3!!!!

    ResponderEliminar
  9. la vi hace poco y me encanto!!

    un besito.

    Nuevo look en el blog, ¿te lo vas a perder?

    http://nabiasecret.blogspot.com.es/2014/02/cropped-sweater-hunter.html

    ResponderEliminar
  10. Me encanto la pelicula la volvere a ver!!besos

    ResponderEliminar
  11. Peliculón imprescindible para las romanticonas :)
    Besitos Kela
    Hoy hay nuevo post, Quieres ganar el vestido del post u otra cosa? Te cuento cómo

    ResponderEliminar
  12. Me encanta el post ! es genial http://ohmyladyblog.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  13. La historia es muy bonita. Un besazo enorme guapa, te espero en mi blog, y muchas gracias por pasarte.

    ResponderEliminar
  14. Me ha encantado el post y la historia. Es muy original!!
    un besito
    Marina Tur
    www.theseasidefashionblog.blogspot.com

    ResponderEliminar
  15. ¡Me encantan tus post! La verdad es que no he visto la película pero, por lo que has escrito, debe estar genial. Respecto a los temas que nos propones, yo digo SI! Está genial que se escriban este tipo de post.
    Un beso!
    Ms Prada Blog
    Ms Prada Instagram

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta leer tus comentarios :) La verdad es que yo creo que tampoco he visto la película, las fotos solo inspiran al título y a respetar el anonimato de los verdaderos protagonistas de la historia jajaja Creo que ha causado un poco de confusión jajja
      Mil gracias por darme tu opinión!! :))))

      Eliminar
  16. Me ha encantado el post !!
    Un peliculón, no cabe duda !!
    Besitos

    http://www.bloglovin.com/blog/6632417/ma-petite-by-ana

    ResponderEliminar